Teletrabajo: Cómo estar motivado y ser productivo mientras trabajas desde casa - Diseño Web Valencia - Tiendas Online - Posicionamiento SEO

NEO BLOG

Teletrabajo: Cómo estar motivado y ser productivo mientras trabajas desde casa

Teletrabajo: Cómo estar motivado y ser productivo mientras trabajas desde casa

Trabajar desde casa, algo que veíamos poco probable hace poco más de un año (al menos aquí en nuestro estudio), ha venido para quedarse… Así que, tras varios meses con este sistema en práctica, queremos contaros nuestra experiencia y si os podemos dar algún consejo o idea para llevar por vuestra cuenta este tema, de una forma más llevadera, genial.

Vamos a ver de qué forma podemos sacarle partido a la nueva situación y no tener esa sensación de agobio o peor aún, sentir que nos comen las paredes del hogar.

Si eres empresario, seguro que algo de esto se te ha pasado por la cabeza:

  • Va a repercutir negativamente en la productividad del equipo.
  • Vamos a perder el contacto y el “afecto” entre compañeros.
  • Mi trabajador se va a escaquear y no va a rendir, seguro que se pone a ver la tele en horario laboral.
  • Y así un montón de cosas más que rondan tu cabeza…

¿Y por qué no miras el lado bueno a todo esto?

Que le vamos a hacer, somos positivos compulsivos y ante cualquier problema, sacamos una nueva oportunidad. Nosotros hemos detectado varios puntos positivos, ¡muy positivos! y podemos afirmar que el hecho de teletrabajar y tener al equipo trabajando desde casa nos ha aportado muchas cosas buenas, por ejemplo:

  • No tienen que pegarse el madrugón para venir a trabajar. Ahora, que trabajen en pijama… es cosa suya :-)
  • Ahorro ambiental, no deben desplazarse, por lo que ahorran en gasolina y así damos una tregua al medioambiente.
  • Hay menos interrupciones con el compañero con lo primero que sale. Al no estar “tan a mano”, la forma de comunicarnos es más cuidadosa y esperamos a tener varias cosas para preguntar y así hacerlo todo de una misma vez.

Si bien es cierto, el modo “teletrabajo” no es para todas las empresas, por ello nos centraremos en potenciar este sistema en empresas que sí que lo están implementando pero que, por unas cosas u otras, no terminan de verlo.

Un cambio de mentalidad

Un cambio de mentalidad

Aquí nos encontramos ante un cambio de realidad, un cambio de mentalidad. De normal, para el trabajador, la jornada comienza una vez se sube al coche, llega al puesto de trabajo, hace su jornada y se vuelve a casa. Pero, ¿cómo puedo hacer que mi equipo tenga un nivel alto de productividad y esté motivado si no está aquí, en la empresa?

Debemos ayudar a nuestro equipo, en la medida de lo posible, a adaptarse a este cambio y tener un método de organización óptimo para que todo vaya sobre ruedas.

Herramientas para ser más productivo

Nosotros utilizamos herramientas como Google Calendar, Trello y Asana, de forma que tenemos claro, en todo momento, qué tarea debe hacer cada persona del equipo, y en qué puede ayudar al compañero para que todo el trabajo salga fluido.

En este post te contamos más sobre algunas de estas herramientas de productividad.

Aunque el equipo esté trabajando desde casa, se respetan los horarios de entrada, salida y sobre todo, la hora del almuerzo. Aunque estemos en casa debemos saber desconectar, tomar un respiro y volver a la carga. Levantarnos de la silla, hacer algunos estiramientos y dar lo mejor de nosotros mismos para que el cliente no note ninguna diferencia respecto a la situación actual que vivimos.

Disfruta del proceso y adáptate al cambio

  • Prepara un espacio de trabajo libre de trastos. Procura tener luz y espacio suficiente para no tener sensación de agobio.
  • Pon en orden tus tareas, comienza con lo más costoso, lo que llamamos “la roca” y una vez lo hayas terminado, verás como te sientes más liviano y todo lo que realices después, te parece mucho más ameno.
  • Revisa tus tareas igual que harías desde tu puesto de trabajo. Recuerda que tu nivel de excelencia no debe verse afectado por el simple hecho de estar trabajando desde el salón de casa.

Nosotras, por ejemplo, pasamos muchas horas sentadas porque nuestra actividad nos obliga a estar casi todo el tiempo delante del ordenador. ¿Qué hacemos entonces para evitar dolores de espalda?

Tal como nos recomendó nuestro entrenador personal, que además es cliente de Neobunker, Javier Gallego, cada hora debemos como mínimo realizar una serie de estiramientos. También hemos incorporado una caminatas diarias de 30 minutos después de comer, este “break” nos viene fenomenal para airearnos, así como para estirar las piernas y evitar la sensación de piernas hinchadas.

Reemplaza el tiempo invertido del trayecto en coche por meditar

Reemplaza el tiempo invertido del trayecto en coche por meditar

El tiempo que antes usabas para el desplazamiento al trabajo, ahora puedes aprovecharlo para, por ejemplo, meditar. Esto repercutirá en tu humor, además de sentirte más relajado y descansado en las siguientes horas.

Durmiendo un poco más y descansando mejor conseguirás bajar tus niveles de estrés, cosa que sin duda ayudará a sentirte más enfocado y en definitiva, ser más productivo.

Si vives en pareja o tienes familia, podrás desayunar junto a ellos. Olvida la idea de salir corriendo porque llegas tarde, disfruta de tu tiempo con los más pequeños, o si no tienes hijos, valora poder pasar tiempo con tus mascotas, ¡tu perro Firulais ya no se sentirá solito mientras te ausentas en el trabajo!

Evita las distracciones

Puede pasar que, sin darte cuenta, termines distrayéndote. Ten cuidado porque se te puede ir de las manos y al cabo de las horas valorar que no has conseguido avanzar nada en tus tareas diarias.

Si esto te pasa muy a menudo, haz una lista de cosas que sabes que te distraen (y que hacen que luego te cueste mucho esfuerzo volver a lo que estabas haciendo) y busca alternativas para evitarlas. Por ejemplo, imagina que te saltan los avisos de Instagram cada dos por tres y tienes la necesidad imperiosa de ver qué es… Pues bien, pon tu teléfono en modo avión y actívalo cada cierto tiempo, o mejor, márcate una meta, solo consultarás el móvil cuando hayas terminado una determinada tarea. De esta forma, te premias por tu trabajo bien hecho a la vez que consigues concentrarte en lo que debes.

Insistimos en que debes marcar muy bien tus horarios, ya que al estar en casa es fácil que trabajes más horas de la cuenta. Puede que creas que esto te hace más productivo, cuando la realidad es otra: Vas a acabar quemándote.

Preocúpate en cumplir los objetivos que te hayas marcado, esto hará que una vez concluidas las tareas preestablecidas, sientas una sensación de satisfacción y gozo que te motivará a continuar.

Cambia las cosas de sitio

Si, como lo oyes. Si acostumbras a tu cerebro a moverse siempre por el mismo lugar, no harás que se esfuerce. Te proponemos un reto, cambia los muebles de sitio o trabaja en una estancia distinta a la que estás acostumbrado y ejercita tu pensamiento.

Cuando termines tu jornada, desconecta. Pero desconecta de verdad, en serio. Lee un libro, sal a pasear, ten una conversación interesante con tu pareja… lo que sea, pero cambia el chip. Tu jornada ha terminado, ahora toca disfrutar de tu vida personal y estar motivado para la jornada de mañana.

Realiza una videollamada semanal

Realiza una videollamada semanal

Como líderes de equipo, si tú también gestionas el trabajo de otras personas, te recomendamos agendar una llamada por Zoom o Skype para “verte las caras” con las personas de tu equipo. Al final, hablar solo por medios digitales escritos puede enfriar la relación y nunca está de más poder conectaros y preguntar cómo están, cómo se sienten y cómo están llevando la situación desde casa.

Esperamos que este post te haya gustado y si tienes alguna idea para hacer más llevadera la situación de trabajar desde casa, estaremos encantados de escucharte y ponerla en práctica. Escríbela en los comentarios ;-)

DEJA UN COMENTARIO