Lo que no te han contado de Level UP - Diseño Web Valencia - Tiendas Online - Posicionamiento SEO

NEO BLOG

Lo que no te han contado de Level UP

Lo que no te han contado de Level UP

Hoy te traigo un post diferente. Soy Cristina y con este post me gustaría contarte, en primera persona, lo que ha supuesto para mí formarme con Level UP, tanto en crecimiento empresarial como en crecimiento personal. Y te lo cuento hoy, 2 años después de empezar mi formación y sin haber terminado todavía…

Todo esto comenzó a principios de 2018. Yo siempre he sido de seguir las señales, y desde luego, cuando un mismo mensaje te viene por distintas vías… ¡No puedes dejarlo pasar!

A ellos sí y a mí no… ¿Dónde está el problema?

Concretamente, uno de mis clientes, a quien yo no conseguía venderle nada (me decía a todo que no, que no tenían presupuesto…) no hacía otra cosa que hacer cursos de Level UP… ¡Uno detrás de otro! Y para colmo yo, que soy muy observadora, me fijaba en los precios de esos cursos y pensaba… Pero, ¿cómo es posible? ¡Si cuestan un pastón! Me sentía súper indignada.

Como había estado indagando por la web de Level UP Negocios para saber un poquito más sobre ellos, días después no hacía otra cosa que ver anuncios en Facebook anunciando unas charlas gratuitas en las que, solo por asistir, te regalaban el libro de “Pastilla Roja” de Carlos Delgado.

No te voy a mentir, en aquel momento no les procesaba ningún amor (mi Ego gritaba a los cuatro vientos que mi cliente prefería gastarse el dinero en ellos en lugar de hacerlo con mis servicios) pero pensé… “Es una charla gratuita y además regalan un libro solo por asistir… No voy a perder nada”.

Pues bien, en esa charla gratuita terminé comprando una entrada al curso de Nivel 1: “Los secretos de la empresa del éxito”. ¿Y por qué compraste la entrada si no te caían bien? Te estarás preguntando… Pues porque en solo 2 horas me llevé tantas herramientas útiles para empezar a implementar en mi negocio que no quería perderme lo que podía ocurrir en 2 días completos de formación.

Ahora tocaba la peor parte… Explicarle a mi socia, Gloria, que me había apuntado al curso de Nivel 1 de la rama empresarial. “¡Estás loca, sabía que picarías!” Dijo ella con esa mirada típica de hermana mayor tipo “Te lo dije…” pero quedamos en que, si el curso no me aportaba nada lo asumiría de mi propio bolsillo. En cambio, si el curso merecía la pena, me lo pagaría la empresa.

Cursos para emprendedores

Y el día llegó. Asistí por primera vez a “Secretos de la Empresa del Éxito”, un curso de 2 días enteritos donde aprendes cosas como:

  • Trabajar menos horas y generar más beneficios.
  • Descubrir cómo ser diferente y pasar por encima de tu competencia.
  • Dominar estrategias para captar nuevos y buenos clientes y hacer que repitan y te recomienden.

Parece una utopía, pero puedo asegurarte que en menos de 1 mes había recuperado la inversión con creces, pero lo mejor, aún estaba por llegar.

Desarrollo y crecimiento personal

Unos meses después asistí al curso de “Diamante en Bruto”, esta vez con mi socia, Gloria. Los que ya nos seguís por redes sociales y nos conocéis un poco, sabéis que además de ser las mejores amigas, también somos hermanas, así que no se me ocurría una mejor compañía que ella.

Es más, en Level UP te recomiendan hacer este curso junto a tus socios… ¡o tu pareja! Como lo oyes… y qué verdad, porque te llevas grandes aprendizajes para aplicar en tu día a día y compartirlos con la persona con la que más tiempo pasas, es una auténtica pasada.

Aquí si cada uno va por un lado… ten seguro que no acabará bien.

¿Cuántas veces has pensado que tu pareja no te entiende, que tu socio no opina como tú, que no tenéis una misma visión de futuro?

Quería compartir este curso con Gloria porque, si en un principio yo era reacia a formarme con ellos, ella ni te cuento. Solo te diré que en cuanto presentaron el Top Level Pack (un paquete donde se ofrecen todos los cursos a un precio especial y con un montón de beneficios) me miró y me dijo: “Cris, no sé cómo vamos a pagarlo, pero vamos a comprarlo ahora mismo.” ¡Ja, ja, ja! No me lo podía creer… ¡Ella diciendo eso! Así que llegó el descanso y allá que fuimos, ¡ya éramos Top Level Pack!

No es broma cuando decimos que no sabíamos cómo íbamos a pagar las cuotas, solo sabíamos que íbamos a encontrar la forma y hoy en día podemos asegurar y decir con mayúsculas que fue LA MEJOR DECISIÓN que hemos tomado en nuestra carrera profesional.

Gloria y Cristina en Level UP

Y para muestra, un botón. Solo dos días después lo comprobamos.

Por aquel entonces la empresa iba regular. Regular, mal. Éramos un equipo muy pequeño. La persona que se encargaba solo de programar nos dice al lunes siguiente (solo 2 días después de hacer el curso) que se marcha. Así, sin más. Se marcha con unos 20 proyectos en marcha. En ese momento, él hacía una de las partes fundamentales en nuestra producción, por lo que con su partida, perfectamente podríamos haber cerrado la empresa.

Pues te diré una cosa, en ese momento nos podría haber dado un síncope. ¿Qué haces si una pieza tan, tan, tan importante en la empresa decide marcharse? ¿Cómo abordarías todo ese trabajo que desempeñaba esa persona? Fácil. Llamando a tu competencia.

¡Estáis locas! Pensarás. Bueno, depende de cómo de limitada sea tu mentalidad :-)

Dando trabajo a la “competencia”

Un año antes no se nos hubiera ocurrido, pero en el curso que hicimos unos días antes salimos tan liberadas y con la mente tan despierta que esa misma semana ya habíamos cerrado entrevistas con 5 empresas, que como nosotras, se dedicaban a hacer páginas web.

A día de hoy todavía me emociono cuando, una tarde, una de estas empresas (a priori “competencia”) nos dijo que nos habíamos convertido en “sus mejores clientas”. ¿Cómo te quedas? Piénsalo, la idea no es tan descabellada:

Ellos contentos porque solo se tienen que encargar de “programar” nuestros diseños, no hablan con el cliente final, se lo damos todo masticadito, solo maquetan. Antes, en la empresa, solo podíamos coger al mes un número máximo de proyectos, te diría que 2 o 3 proyectos como mucho. ¡No teníamos más manos! ¿Y ahora? Ahora podemos abarcar tantos proyectos como nos apetezca hacer. ¡No tenemos límites!

Esto nos ha hecho, no solo aumentar nuestra facturación, sino disponer de más tiempo para gestionar los proyectos, cuidar mejor a los clientes… en definitiva, dedicarles más tiempo y ofrecer así un mejor servicio. Además estamos dando trabajo a otras empresas, es un WIN-WIN en toda regla.

Si tú cambias, todo cambia

Después de los cursos de Nivel 1 llegaron los de Nivel 2. Si con los del primer nivel habíamos notado un cambio radical, imagina lo que ha supuesto para nosotras hacer los cursos de Nuevo Líder (crecimiento personal) y Transformación del Negocio (crecimiento empresarial).

Tanto es así que empezamos a ampliar el equipo, ahora sabíamos cómo delegar (10 años nos ha costado) y contratamos a nuevas compañeras. Tenemos un entorno de trabajo muy molón, nos reímos, aportamos ideas, cada una en su sección… ¡Formamos una gran familia!

Llegados a este punto, nuestro entorno estaba alucinando por nuestro cambio. No solo por el de la empresa, que ha tenido una gran subida en facturación respecto a años anteriores, sino en lo personal. ¿Porque sabes qué ocurre cuando tú cambias? Que tu entorno también lo hace. Para bien, siempre.

He dejado de querer cambiar a los demás, porque he visto que el principal cambio está dentro de mí misma. Parece algo mágico, pero es real. Ahora, cada fallo, cada error cometido, lo tomo como un aprendizaje y he dejado de creer que todo lo malo me pasa siempre a mí.

Gala Top Level Pack + Club 100K

Otras de las ventajas de pertenecer al Top Level Pack es que puedes asistir a la Gala de Navidad que se celebra cada año en Alicante. En la última Gala a la que asistí, la de diciembre de 2019, María Punzano, una de las empresarias que ya forman parte del Club 100K dijo una cosa que tanto a mí, como a mi equipo, nos marcó. Carlos le preguntó cómo había conseguido llegar hasta ese punto (recordemos que las empresas que forman parte del Club 100K son, como mínimo, que han conseguido aumentar su facturación en 100.000 € desde que empezaran a formarse con Level UP) y dijo: “Porque pienso que cada cliente, es mi único cliente”. Esta frase me parece, sencillamente… Genuina.

Ahora cada vez que tengo un día un poco estresante (porque aunque tienes herramientas para salir de esa situación, un día tonto lo tiene cualquiera), si me llama algún cliente en un modo que no tomo bien pienso “Es mi único cliente, es mi único cliente” y oye, me sale la sonrisa y automáticamente cambia mi percepción.

Trata a tus clientes como si ese cliente fuera el único que tienes. ¿No querrías perderlo, verdad? Dale cariño, comprensión y ofrécele tu ayuda, más cuando te está llamando con un problema urgente y precisa de tu mejor atención. Este truco me ha ayudado muchísimo a no tirar la toalla o desanimarme ante una situación difícil.

Lanzadera de Líderes

Creo, sinceramente, que cualquier empresa o emprendedor que esté arrancando en el fantástico mundo de los negocios, debería formarse con Level UP. En mi caso, estoy tan agradecida por todo lo que me ha aportado sus cursos de emprendimiento, que formo parte del equipo de Lanzadera, asistiendo como colaboradora a varios de los cursos que se imparten en Valencia.

Lanzadera de Líderes

Para ello tuve acceso a realizar la Formación de Liderazgo de Alto Rendimiento exclusiva para Team Líderes, lo que me permitió ejercer como tal con una preparación específica, no sólo aplicable a esta tarea en los cursos sino a mi propia vida profesional y personal.

He formado parte del equipo de colaboradores tanto en los cursos de Nivel 1 “Secretos de la Empresa del Éxito” y “Diamante en Bruto” como en “Transformación del Negocio” de Nivel 2, del cual te contaré mi experiencia en un próximo post. ¡Ojo, que viene con un montón de emociones y aprendizajes!

Cristina como Team Leader en Level UP

En definitiva, y dos años después de haber arrancado mi formación, puedo confirmar haber conseguido todo esto:

  • Ha aprendido a delegar y ampliar mi equipo de trabajo.
  • Ahora dispongo de más tiempo para mí.
  • Me quiero y sé cómo cuidarme para proyectar y compartir mi luz interior.
  • He conocido a personas increíbles que ahora son muy buenos amigos.
  • He ampliado mi cartera de clientes, porque trabajar con personas que van en tu misma línea, ¡es otro nivel!

Tanto es así que hemos recomendado a personas de nuestro entorno como familiares, amigos y proveedores a hacer estos cursos y con lágrimas en los ojos nos han dicho que les ha cambiado la vida. Además, algunos de estos aprendizajes los hemos plasmado en un e-book que puedes descargarte de forma totalmente gratuita aquí.

Así que siento decirte que lo único malo que te puede pasar haciendo estos cursos es que te conozcas mejor, que aprendas a deshacerte de lo que no te aporta nada en tu vida y recuerda…

Cree en ti, confía en ti… ¡Y brilla como un diamante!

DEJA UN COMENTARIO

catorce + 15 =